Cómo me equivoqué al mezclar mis finanzas con las de mi ex

por Nov 2, 2021Blog

image_pdfimage_print

Tuve una relación de 13 años. Por cosas de la vida, caducó de la peor manera: una relación extramarital, la cual descubrí cuando ya era demasiado tarde, dinero extraído, por no decir robado, de la cuenta mancomunada que teníamos y un descalabre económico que se me vino encima debido a que después de tener dos ingresos en casa, ahora me quedaba sólo con uno.

Mi ex sustrajo aproximadamente $5,000 de la cuenta que teníamos para emergencias. Tal vez no es una cantidad grande, pero en la situación en la que me encontraba en ese momento, ese dinero me hubiese ayudado.

No sugiero que no debes crear una cuenta bancaria mancomunada con tu pareja. Lo que SÍ sugiero es que tengas también tus ahorros personales en una cuenta individual y que tengas fondos de emergencia para tí en caso de cualquier eventualidad.

Cuando estás enamorada, no piensas en las cosas negativas que pueden suceder en el futuro. Tradicionalmente, un matrimonio comparte las finanzas. Es algo normal. De hecho, concuerdo con ese concepto, no obstante, comparto mi historia acá para que tal vez sirva para aquellas personas que estén pasando por una situación similar.

Cada uno debe ser autónomo, aunque compartan una cuenta juntos y también gastos. Nadie debe tener que pedir permiso para usar su propio dinero. De hecho, existen muchos matrimonios donde el hombre decide que hacer con las finanzas de ambos a pesar que la mujer también trabaja o le restringe y «le da permiso» a la mujer de cómo usar SU propio dinero. Eso es un claro ejemplo de abuso emocional – y debes de buscar los medios para liberarte.

El compartir gastos en la casa es necesario y aquí te doy algunos tips de como hacerlo de manera inteligente:

  1. No dividas los gastos en dos porque la persona que gana menos, estará poniendo el 50% de su salario mensual y el que gana más dinero, estará poniendo menos en relación a su ingreso.

Esta es la fórmula:

  • Encontrar su propio % para dividir los gastos, basados en el ingreso de cada uno
  • Sumar esos dos montos para obtener el ingreso total al hogar
  • Dividir en porcentajes iguales los gastos conjuntos, pero no en iguales montos de dinero
  • Mira el ejemplo abajo

Por ejemplo:

  • Ingreso conjunto $50,000
  • Cónyuge 1: gana $30,000
  • Cónyuge 2: gana $20,000
  • Gastos conjuntos son $15,000

Eso significa que sus gastos son un 30% del ingreso conjunto

Por lo que cada cónyuge deberá poner 30% de su salario para ese fin. Porcentajes iguales pero no iguales cantidades de dinero. el primer cónyuge debe poner: $9,000 y el segundo: $6,000.