¿Cómo pagar una deuda?

Salir de deudas puede parecer abrumador y costoso, por eso hay varias formas de hacerlo; aunque no existe una fórmula mágica, con paciencia y perseverancia se puede lograr.

Aquí te damos algunos consejos que te pueden ayudar:

  • Aceptar que tienes deudas

Aceptar el “problema” es muy recomendable, de esta forma se puede reconocer y organizar cuáles son las deudas que tenemos.

Hay muchas personas que evaden la realidad y quieren pretender que no pasa nada, que su situación económica es normal y las deudas no existen, cuando la realidad es todo lo contrario.

  • Calcula exactamente cuánto debes

Para tener una mejor visión y panorama, es bueno siempre saber la cantidad exacta de dinero que se debe. 

  • Enfócate en una deuda a la vez

Procura pagar la cuota mínima para empezar, luego enfócate en ir pagando el saldo total, una deuda a la vez.

  • Calcula tus gastos fijos

De esta manera podrás separar el dinero que utilizas en esto y tendrás dinero para pagar tus deudas, sin descuidar pagos importantes.

  • Paga más del mínimo

Si pagas más que el mínimo, pagarás menos intereses en general.

  • Limita el uso de tus tarjetas de crédito

Lo mejor que puedes hacer es guardarlas y usarlas muy, pero muy poco. De esta forma te ahorras una gran cantidad de deudas y gastos.

  • Establece un fondo de emergencias

Esta parte del ahorro puede servir al momento que se presenten emergencias inesperadas, con el fin de no acumular más deudas por estar cortos de dinero.

  • Utiliza el efecto bola de nieve

Es un efecto en cadena luego de aplicar los consejos anteriores, y se puede lograr de la siguiente manera:

  • Organiza tus deudas, ordénalas de menor a mayor.
  • Asigna una cantidad de dinero al mes para pagar a cada una de ellas
  • Paga el mínimo para cada deuda excepto la menor de todas, es aquí donde aplicas el “paga más del mínimo”, de esta forma saldrás de la menor a la mayor deuda.
  • Cualquier dinero que tengas disponible, no el dinero de emergencia, utilízalo para seguir pagando la que menos balance tenga.
  • Cuando esa deuda se haya ido, sigue pagando las otras deudas con la misma cantidad y dedica más tu dinero a la que menos balance tenga, y así sucesivamente hasta quedar sin deuda.