Gastos médicos en El Salvador

por May 30, 2022Blog

image_pdfimage_print

Al momento de hablar de una #emergencia de #salud, es probable que nos detengamos a pensar en el lugar a que acudiremos, ya sea dentro del sector público o el sector privado, sin embargo, con ambas puede surgir la incertidumbre, ya sea por la rapidez de atención o por el hecho de cuánto nos costará al bolsillo.

No todas las personas cuentan con los #recursos suficientes para asistir a un hospital privado, sabiendo que parte de su bolsillo se irá en la atención y los #medicamentos, pero con la certeza de ser atendidos con #rapidez.

Sin embargo, aún asistiendo al sector público, existen muchos medicamentos que deben ser comprados en otras farmacias, medicamentos que representan un gasto mensual que debería ser cubierto y que en ocasiones, deja de ser comprado por su alto costo.

Muchas veces el bombardeo de publicidad de medicinas, que lleva a una compra no controlada, así como la producción farmacéutica baja elevan el costo de los medicamentos, y ni hablar de las excesivas comisiones médicas que son puestas en los hospitales privados.

Por ésta razón, es necesario comenzar a crear CAMBIOS en el sistema de salud, donde exista un trabajo organizado y conjunto entre los sectores privados y públicos, donde se tengan en cuenta las necesidades de la población.

¿Qué se puede hacer para lograr esto?

1.Cobertura universal de la salud garantizada: durante la #pandemia tuvimos que afrontar una emergencia mundial y nacional, donde el sistema de salud no correspondía a las necesidades de la población.
Investigaciones de la Organización Mundial de la Salud (#OMS), han señalado que cerca de la mitad de la población mundial no cuenta con acceso a los servicios de salud que sean acordes a sus necesidades, por lo que, cada año, 100 millones de personas quedan en pobreza extrema debido a los gastos médicos.

2.Mejoras en el primer nivel de atención: recientemente hemos visto esfuerzos por rehabilitar y potenciar los espacios de salud a donde asiste la población, dotándolos de mejor #infraestructura, así como el equipo necesario para que puedan realizar sus actividades, este proceso debe ser gestionado para cada establecimiento de primer nivel de atención.

3.Incorporación tecnología para agilizar los procesos: en algunas ocasiones, la diferencia entre el uso de tecnología entre sistema público y privado puede llegar a ser notaria, en especial al ver los expedientes acumulados que deben ser buscados y revisados cada vez que llega un paciente. Agilizar el sistema de salud significa facilitar y #digitalizar los procesos de recepción de documentos y procesos farmacéuticos.

Empezar por pequeños cambios puede ayudar a que la brecha entre los sistemas de salud se acorte, y la población salvadoreña pueda recibir atención médica de calidad, sin sobrepensar demasiado en su bolsillo.

Pensemos más, hagamos más