Porqué sugiero sacar una tarjeta de crédito en El Salvador

por Nov 10, 2021Blog

image_pdfimage_print

Tenía un vecino que siempre decía: «yo no estoy loco para dejarme usar por los bancos y sacar tarjetas de crédito». Puede ser que haya tenido razón en esos año. No obstante, te voy a explicar porqué es necesario sacar por lo menos una, como hacerlo y como lo hizo mi hija.

En El Salvador, hay menos de 1.5 millones de personas que poseen una tarjeta de crédito. Estas varían entre tarjetas de tiendas de departamento, tipo Prisma Moda, supermercados como Wal-Mart y demás.

Si nunca haz tenido una tarjeta, al principio se te hará difícil sacarla porque no tienes historial crediticio, pero no será imposible. Por ejemplo, cuando mi hija cumplió 18 años, nos fuimos a una de esas tiendas que no importa si tienes crédito o no, te otorgan una tarjeta. Los bancos siempre intentan que el mercado de los Millennials y la Generación Z (jóvenes que nacieron después de los millennials o a finales de la década de los 90s) obtengan crédito.

Compramos tres cosas, no tan caras y de las cuales hubiésemos prescindido en esa tienda, pero la sacamos sólo para darle vida a su crédito. Cuando recibimos la factura, le enseñé a mi hija a pagarlas de inmediato en línea. No le dimos el gusto a la tienda (al banco, en realidad) a que nos metiera interés. Es decir, no la pagamos de a poquito, sino, pagamos todo el saldo.

Tu crédito será una de las armas más poderosas que tendrás para defender tus finanzas personales. Las tarjetas de crédito pueden convertirse en un vehículo efectivo para crear un crédito eficaz. En El Salvador, mucha gente está en DICOM por poseer mal crédito. Eso no significa que no puedas arreglarlo y estar encima de él. De hecho, aquí te muestro el Observatorio de Tarjetas de Crédito de la Defensoría del Consumidor: https://www.defensoria.gob.sv/servicios/observatorio-de-tarjetas-de-creditos/

En Estados Unidos, para los hermanos de la diáspora, la lectura del crédito es más accesible y se tiene más información de cómo construirlo, arreglarlo, incrementarlo – y hacer buen uso de él. Los puntajes oscilan entre 300 y 800. Aquí te muestro el mío.

Esto es lo que te aconsejo para sacar una tarjeta de crédito:

  1. Saca una tarjeta en una tienda de departamentos primero. Es más fácil que en otra institución.
  2. Asegúrate que por esa tarjeta NO tengás que pagar un «fee» anual.
  3. Trata de comparar el % de interés de las diferentes tarjetas. Debes de saber que si ya anda rondando por más del 15%, está alto. No obstante, si es la primera vez que aplicas, te será difícil sacar una con menos % de interés porque precisamente, no tienes crédito.
  4. Compra lago que en realidad necesites – y págalo en su totalidad tan pronto te llegue el recibo.
  5. No utilices tu tarjeta de crédito para sobrevivir. Ocúpala sólo como caballito, es decir, compra con ella, pero paga de inmediato con tu tarjeta de débito o cuenta bancaria.

Una vez vayas creciendo tu crédito, podrás seleccionar aquellas tarjetas que te den: puntos para la gasolina, otros «regalitos» aunque constituya que tienes que pagar un «fee» anual por el simple hecho de utilizarla, pero créeme. Valdrá la pena.

Comienzas con tu crédito personal y si necesitas solicitar una tarjeta para tu negocio, te será más fácil obtenerla. No veamos a las tarjetas de crédito como enemigas, míralas como caballitos.